free templates joomla
20190228 cartelaracena
28 de febrero de 2019
ARACENA
CORRIDA DE REJONES 6 TOROS de
DÍAS COUTINHO
Moura Caetano
Ana Rita
ANDRÉS ROMERO
 
PRUEBA DE MADUREZ

Son, por lo general, las dificultades las que ponen a prueba a las personas en las cosas de la vida. Como el toreo es como la vida misma, también sucede eso entre los toreros: que son las dificultades las que les ponen a prueba. Como hoy a Andrés Romero en Aracena. Esas dificultades vinieron dadas por las limitaciones de su lote de toros de Días Coutinho, muy por debajo en sus prestaciones de lo que un artista precisa para crear en la medida en que lo anhela cuando se expone al público. Sobre todo en el primer acto, se topó el onubense con un muro desesperante de mansedumbre e instinto defensivo. Más evidente lo primero a los ojos del público porque saltaba a la vista cómo el ejemplar de la ganadería portuguesa se desentendía de los envites que pretendía el rejoneador, incansable en su búsqueda de los terrenos más adecuados y de la distancia más apropiada para provocar sus acometidas. Ninguna respuesta encontraba más que los arreones a destiempo del toro cuando más cerca sentía a la cabalgadura. Topando y brusco, agrio e ingrato, cerrando salidas y buscando sorprender, lo que quizá sólo se puso de manifiesto al saber de profesionales y aficionados. Nunca se escudó Andrés en la condición de su oponente para tirar la toalla y le buscó las vueltas incesante con Kabul en una trabajada faena en banderillas, a la que sumó la espectacularidad de las levadas de Jerjes yendo hacia el astado en cites desafiantes que encendieron en el tendido los momentos de mayor intensidad. Anduvo pronto con las cortas con Chamán y presto con el rejón de muerte, lo que le valió para hacerse con las dos orejas.

 

Curiosamente, puntuó Romero frente a su toro de menos opciones y se quedó sin premio con el que, sin grandes derroches, sí le permitió algo más. Manso también, igualmente a su aire, al menos este segundo del lote del jinete escacenero, no tuvo las malas ideas de su hermano y sí dejó que disfrutara algo más, sobre todo, con Caimán en un tercio de banderillas bien medido y con pasajes deliciosos que llegaron cuando Andrés se fue soltando y se puso en las manos del disfrute por el disfrute. Se metió una y otra vez por dentro cambiando de costado, se pasó muy cerca al burel y le soltó riendas para dejarle hacer en los compases finales y hacerlo todo con un temple preñado de madurez. De nuevo pronto con las cortas a lomos de Chamán, se paró ya mucho el toro al llegar al final y se amorcilló después de un metisaca y un rejón entero, lo que obligó al torero a tomar el descabello, con el que precisó de varios intentos. Se le fue escapando con cada uno de ellas la opción de aumentar su botín, aunque las dos orejas que ya tenía en su haber le abrieron, con la noche ya caída sobre Aracena, su segunda puerta grande consecutiva de este inicio de 2019.

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de ARACENA. Un tercio de entrada. Se lidian toros de DÍAS COUTINHO
 
Moura Caetano: dos orejas y ovación
Ana Rita: oreja y ovación
ANDRÉS ROMERO: dos orejas y ovación
20190228-aracena010.jpg 20190228-aracena011.jpg 20190228-aracena012.jpg 20190228-aracena013.jpg 20190228-aracena014.jpg 20190228-aracena015.jpg 20190228-aracena016.jpg 20190228-aracena017.jpg
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información