free templates joomla
20150630-badajoz
27 de junio de 2015
badajoz
FERIA DE san pedro
CORRIDA DE REJONES 6 TOROS de
LOS ESPARTALES
Joao Moura-Hermoso de Mendoza
Diego Ventura-Joao Moura hijo
ANDRÉS ROMERO-Miguel Moura
 
 
BADAJOZ MARCA EL PUNTO DE INFLEXIÓN

Necesitaba hoy Andrés Romero volver a ser él mismo y en muchos momentos lo fue. Desde luego, en todos los que le robó a un deslucido toro de Los Espartales, descastado y apático desde el mismo momento del recibo del torero a portagayola a lomos de Perseo. Salió sin querer ir el toro. A su aire. Amagando pero sin ir. Volviéndose antes de acudir. Pero, por encima de los condicionantes y de los elementos, necesitaba hoy Andrés Romero volver a sentirse él mismo y en muchos momentos lo consiguió. Por ejemplo, en la manera de ir muy de frente con Conquistador ya en banderillas y aguantar la batida todo lo más porque mucho tuvo que hacerlo para provocar las arrancadas del toro. También en la búsqueda decidida de imponerse con Guajiro a la condición a menos del astado buscando encender la llama de la emoción por la vía del espectáculo y de la sinceridad. De deslucido, el toro ni le dejaba quebrar cuando citaba de largo, ni le respondía cuando el cite era a caballo parado y a corta distancia buscando el quiebro en la misma cara. Por contra que todo eso, se disparaba el de Los Espartales hacia Andrés y le tapaba la salida complicando la limpieza de la suerte. Pero hoy Andrés Romero necesitaba ser Andrés Romero y obtuvo recompensa a su insistencia en la última banderilla con Guajiro, clavada, ahora sí, al quiebro, limpio y espectacular, lo que provocó la reacción encendida del público. Que se metió también de lleno en el tierra a tierra con el que Odiel  -¡cuánto le puede dar este caballo al rejoneador onubense!- se fue de frente al astado, con precisión milimétrica en sus movimientos y clavar batiendo cuando el toro más se reunía –que no era fácil- en el encuentro con la montura.

 

Abrochó Romero su faena con las cortas a lomos de Bambú y con el toro cada vez ya más apagado y más aquerenciado en los terrenos de dentro. Dejó el torero un rejón entero aunque atravesado que precisó del descabello y entre los amagos del toro por caer pero sin terminar de caer. Ahí se enfrío un poco el ambiente y el premio se quedó en una oreja. Que le supo a poco a Andrés a tenor de sus gestos de lamento, señal de que hoy para él no era una tarde más ni una tarde cualquiera. Era, a decir verdad, la tarde de después de Madrid. Y ella le deja el mejor de los posos posibles, el que más necesitaba, el más íntimo: volver a sentirse Andrés Romero. Ahora el camino sigue, esto no ha hecho más que empezar y el tiempo siempre juega a favor de quienes le salen al encuentro...

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de BADAJOZ. Un tercio de entrada en tarde de sofocante calor. Se lidian toros de LOS ESPARTALES.
 
Joao Moura: oreja
Pablo Hermoso de Mendoza:  dos orejas
Diego Ventura: dos orejas
Joao Moura hijo:  oreja
ANDRÉS ROMERO: oreja
Miguel Moura:  oreja
 
_AGU3758.JPG _AGU4167.JPG _AGU4173.JPG _AGU4177.JPG _AGU4183.JPG _AGU4205.JPG _AGU4206.JPG _AGU4229.JPG _AGU4230.JPG _AGU4240.JPG _AGU4241.JPG _AGU4242.JPG _AGU4246.JPG _AGU4276.JPG _AGU4291.JPG _AGU4296.JPG _AGU4303.JPG  
 
Fotos: GONZÁLEZ ARJONA
 
  
 
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información