free templates joomla
20151004-zafra
4 de octubre de 2015
zafra
FERIA DE san miguel
CORRIDA DE REJONES 6 TOROS de
ÁNGEL SÁNCHEZ Y SÁNCHEZ
Fermín Bohórquez
Diego Ventura
ANDRÉS ROMERO
 
 DOS OREJAS EN ZAFRA PARA CERTIFICAR UNA TARDE DE MADUREZ Y DE AMBICIÓN
 

Sufrido, pero ganado a pulso. Difícil de conseguir, pero justo de pleno derecho. A última hora, pero a tiempo para servir en la medida en que se ha buscado. Así ha llegado el triunfo de Andrés Romero en Zafra. Su undécima puerta grande consecutiva en una segunda mitad de la temporada indiscutible. La de hoy pareció que se escapaba por el resquicio breve de los pinchazos, pero no podía irse. No lo merecía la tarde, la disposición, todo cuanto el onubense había puesto en el asador de sus méritos. Supo el público calibrar la actuación global del jinete de Escacena del Campo, por eso no dejó de pedir los trofeos que fueron el premio global a su actuación. 

 

La faena al primero fue inteligente y fue medida. Lo requería así la condición mansa del toro de Ángel Sánchez, que salió suelto y buscando tablas, por lo que fue clave la lidia con Bavieca, sometiéndolo sin afligirlo para que no se rindiera antes de lo preciso. Debutó entonces Dólar en manos de Romero. Y mostró cosas interesantes. Hubo conjunción entre torero y caballo. Era momento de invadir los terrenos del toro, de llegarle para provocarlo porque éste esperaba sin demasiada intención de calentar aquello. Citó en corto Andrés y echó el caballo por delante para meterse con el de Sánchez, reunirse y clavar al estribo. Así, por tres veces. Y tuvo enjundia el conjunto, argumento, engarce, sentido. Con Odiel subió la faena en su nivel de conexión con el tendido. Ese tierra a tierra tan personal –ya lo hemos escrito alguna vez anterior- llena plaza y engancha con la gente. Como el toro era tan tardo y todo había que hacérselo en la corta distancia, los cites surgían a escasos metros de la cara del cuatreño y eso le ponía expectación al trance. La falta de querer ir del toro la suplía Andrés, otra vez, echando a Odiel por delante para provocar, cuartear y clavar. Tres cortas y una rosa con Bambú, reunidas y ajustadas a la hora de florecer, le pusieron el preámbulo al momento decisivo que lo fue, por desgracia, para llevarse por delante lo que Romero ya tenía conseguido. La petición de oreja no concedida convenció al torero para dar la vuelta al ruedo. 

 

Apostó fuerte en el recibo al sexto al irse a portagayola con Perseo con el marsellés. Y tuvo vibración y tensión el encuentro. El de Ángel Sánchez salió apretando, con la sexta velocidad puesta, nunca uniforme, cambiante según si sabía más o menos cerca al caballo. Pero no mantuvo el toro mucho más tiempo ese celo, esa codicia, esa energía. Conforme avanzaba el tercio de banderillas, se iba apagando. Demasiado pronto, demasiado rápido. Buscó Andrés con Cheke mantener prendida esa mecha, pero fue difícil porque no acudía el ejemplar de Sánchez con esa prestancia necesaria: tardeaba y se descomponía cuando el rejoneador se iba en su búsqueda. A esas alturas, se había emplazado en los medios el burel y ahí lo esperó todo. Ahí se materializó la intervención de Odiel, otra vez capaz de subir el listón de la transmisión. Se vio obligado Andrés a echarse encima de su enemigo en cada encuentro para que éste lo fuera realmente. Todo mérito del torero. Por la condición del manso, no fue fácil ligar el carrusel con las cortas, como tampoco lo fue colocarse para el último tercio porque, completamente a la defensiva, el astado se ponía por delante. Dos pinchazos que toparon con los rejones ya en el morrillo precedieron al rejón final. Fueron los segundos de la incertidumbre: se escapaba el triunfo buscado y ganado… ¡Pero no! Zafra estuvo a la altura de la entrega toda la tarde de Andrés Romero y le concedió las dos orejas. Suspiraba aliviado el torero al tiempo que le cambiaba el rictus. No hubiera sido justo lo contrario. Sí lo es, en cambio, y nada casual, que la de esta tarde sea la undécima puerta grande consecutiva en este segundo tramo de la temporada. Andrés sigue cumpliendo con su responsabilidad cada tarde que se viste de torero: triunfar, triunfar y triunfar. 

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de ZAFRA (Badajoz). Dos tercios de entrada. Se lidian toros de ÁNGEL SÁNCHEZ Y SÁNCHEZ.
 
Fermín Bohórquez: oreja y dos orejas
Diego Ventura: oreja y dos orejas
ANDRÉS ROMERO: vuelta al ruedo tras petición y dos orejas

20151004-zafra09.jpg 20151004-zafra10.jpg 20151004-zafra11.jpg 20151004-zafra12.jpg 20151004-zafra13.jpg 20151004-zafra14.jpg 20151004-zafra16.jpg 20151004-zafra17.jpg 20151004-zafra18.jpg 20151004-zafra19.jpg 20151004-zafra20.jpg 20151004-zafra21.jpg 20151004-zafra22.jpg 20151004-zafra23.jpg 20151004-zafra24.jpg 20151004-zafra25.jpg 20151004-zafra26.jpg 20151004-zafra27.jpg 20151004-zafra28.jpg 20151004-zafra29.jpg 20151004-zafra30.jpg 20151004-zafra31.jpg 20151004-zafra32.jpg 20151004-zafra33.jpg  
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información