free templates joomla
20170101-cartelmerida
1 de enero de 2017
MÉRIDA
CORRIDA DE AÑO NUEVO
CORRIDA DE REJONES 7 TOROS de
MIMIAHUAPAM y BEGOÑA
Rodrigo Santos
ANDRÉS ROMERO
Jorge Hernández
 
ANDRÉS ROMERO FIRMA EN MÉRIDA SU TARDE MEXICANA MÁS COMPLETA

Ya había pasado en Espita el día de Navidad y ha vuelto a repetirse el primer día del año. Andrés Romero firmó otra tarde de rotundidad innegable, de capacidad de superación, de toreo cada vez más sólido, de plena conexión con el tendido. Que el torero de Huelva crece por tarde es una clara evidencia. La compenetración con la cuadra es cada vez mayor y el dominio y la imposición ante los toros, más que palpable. Sólo falta el triunfo. Ése que constate y que refuerce. Que haga justicia. Que corresponda y que recompense. Ese triunfo fuerte que le ponga altavoz a su trayectoria mexicana. Ése que se sigue escapando por mor de la espada, ya sea por debe del torero, ya porque, como hoy pasó en Mérida, que hasta dos toros se le echen antes de que pueda matarlos. Pero el eco está ahí, no se puede apagar. El eco de una afición entregada y ponderada a la hora de reconocer que Andrés Romero va a más. Tanto como que hoy en Mérida firmó su actuación más cuajada en tierra mexicanas. 

 

Andrés Romero le instrumentó una excelente faena a su primer toro, Ilusión de nombre y de la ganadería de Mimiahuapam. Un buen toro que se movió noble tras las cabalgaduras del onubense y que le permitió cimentar una actuación de planteamiento impecable y muy acertado en su ejecución, puesto que anduvo el jinete muy sólido y con rápida conexión con el tendido por su toreo alegre y sin fisuras. Paró con Botero, con el que clavó dos rejones reunidos antes de abrir el tercio de banderillas que completó con Moura y Atlántico para dejar cinco rehiletes arriba. Le costaba ya más al toro en ese punto, lo que obligó a Romero a llegarle cada vez más para hacer las suertes, sobre todo, con las cortas y la rosa a lomos de Marlboro. Todo ello, con altos decibelios de emotividad, a la altura de esa pasión con la que el público mexicano vive el toreo. Salieron entonces los forcados, tras cuya pega el toro quedó muy mermado, lo que complicó sobremanera que Andrés pudiera entrar al toro con el rejón de muerte. Tan es así, que el astado se echó durante largo rato, por lo que el onubense hizo pie a tierra para descabellarlo directamente. Fue notable la petición de oreja, pero el palco no la atendió, por lo que Andrés Romero dio una vuelta al ruedo, que resultó muy jaleada y aplaudida por el público yucateca.

 

Parado el segundo, apenas dio opciones de lucimiento al rejoneador de Escacena del Campo, que se fue a esperarlo a portagayola a lomos de Botero. Hizo lo que pudo en banderillas con Moura y Atlántico, volcándose el torero sobre el toro y llegándole una barbaridad para poder clavar con ajuste, tras lo cual se echó el burel y ya ni siquiera le dio oportunidad de matarlo, por lo que Andrés solicitó el sobrero, que el palco le concedió. También con el hierro de Begoña, éste fue otro buen toro que sirvió para que el onubense diera un paso más al frente en el evidente proceso de crecimiento y evolución que se hace cada vez más palpable en su temporada mexicana. Porque otra vez se dejó ver la cara más sólida, segura, maciza y solvente de Romero en una faena en la que siempre fue él quien marcó el tiempo y la medida consiguiendo meter de lleno en su labor al público de Mérida. Faltó la rúbrica de la espada. Otra vez esa cruz que están siendo los aceros, el remate, la culminación de todo lo demás. Pinchó por dos veces Andrés cuando ya casi tocaba los premios con sus dedos. Para colmo, el puntillero levantó al toro y el jinete hubo de descabellarlo. Injusto final de nuevo para una tarde que ha dejado ver al mejor Andrés Romero desde que iniciara su temporada en México.

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de MÉRIDA (Yucatán). Lleno de "no hay boletos". Se lidian toros de MIMIAHUAPAM y BEGOÑA.
 
Rodrigo Santos: silencio y palmas
ANDRÉS ROMERO: vuelta tras fuerte petición de oreja, silencio y ovación tras petición
Jorge Hernández: silencio y oreja
  
 
20170101 merida
 
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información