free templates joomla
20170102-cartelpeto
2 de enero de 2017
PETO
CORRIDA DE AÑO NUEVO
CORRIDA DE REJONES 6 TOROS de
SAN MARCOS
Jorge Hernández
Horacio Casas
ANDRÉS ROMERO
 
DE CUANDO ES PORQUE NO TIENE MÁS REMEDIO QUE SERLO...
 

Era cuestión de tiempo. Tenía que llegar. No podía ser de otra manera: tenía que llegar. Y llegó en Peto. La recompensa a tanto, el fruto de todo, el premio a no rendirse nunca, a no resignarse. Andrés Romero logró por fin su primera salida a hombros en México. Y eso que, tampoco esta vez, nadie le regaló nada. Tuvo enfrente el jinete de Escacena del Campo un lote de toros complejo, de ésos que ponen a prueba y que piden el certificado de capacidad. Pero si algo está poniendo a prueba su experiencia mexicana es que Andrés es capaz de darle la vuelta a la situación por más cruzada que ésta venga. Es cuestión de creer o no creer. Romero cree y, como cree, puede. Creer y poder son los sumandos de ser capaz. Por eso tenía que llegar. Era cuestión de tiempo y llegó en Peto. No podía ser de otra manera.

 

Andrés Romero le cortó las dos orejas al segundo toro de su lote, un ejemplar de San Marcos, como el anterior que hizo tercero, parado y a la espera siempre de que el torero fuera a por él. No se cansó nunca de hacerlo en una labor que fue toda un constante ejercicio de paciencia, de fe, de ambición y, por supuesto, de oficio. La inició con Botero, con el que clavo un rejón de castigo para luego, sin más espera, sacar a Atlántico en banderillas y construir un tercio espectacular por ese cite tierra a tierra tan especial de este caballo, con el que Andrés se metió definitivamente a la afición yucateca en el bolsillo en cuatro palos de ajuste y de exposición porque el embroque, por incierto, era un puro cara o cruz. Lo puso todo el jinete onubense, que no se excusó nunca en la falta de raza de su enemigo porque, por encima de todo, tenía que ganar ese pulso. Remató la faena con Marlboro en un carrusel de cortas ejecutada cada una de ellas cada vez más por dentro y lo coronó, por fin, con un rejón entero y definitivo que supuso el mejor colofón posible. Se fue Romero tras el acero como quien no conoce mañana. Volcó en ese instante clave toda la rabia contenida por los triunfos que se escaparon en días precedentes. 

 

No encontró el onubense mucha colaboración en su primer oponente, un toro reservón también, que se agarró pronto al piso y que esperó a la cabalgadura antes de acometer destemplado y defensivo. Así las cosas, no le quedó otra al rejoneador que tirar de oficio y, desde luego, de disposición. Paró al toro con Rasineiro, para dejar un solo rejón de castigo buscando no quebrantar más de lo preciso la voluntad del animal. Lo intentó en banderillas con ánimo de levantar el ambiente y cimentó este tercio con Moura en tres rehiletes y otras tantas cortas y una rosa con Marlboro, aunque siempre con la dificultad de lo rajado del ejemplar de San Marcos. Pinchó dos veces con el rejón de muerte y cobró luego un descabello y el premio se redujo a la ovación con que el público valoró su actitud.

 

Actitud. Esa virtud tan fundamental en la vida. Esa decisión que se ubica entre el ser o no ser. Esa moneda al aire cuando más fuerte sopla el viento. Esa apuesta tan necesaria para ganar. Hoy ganó Andrés Romero en Peto. Por actitud, desde luego, pero, sobre todo, por capacidad. Por eso tenía que llegar el triunfo altamente buscado en la soledad de tantas horas de trabajo y en la rabia de cuanto tocó salir a pie de la plaza aun sabiendo que no era justo. Hoy tenía que ser y fue porque no tenía más remedio que serlo...

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de PETO (Yucatán). Casi lleno. Se lidian toros de SAN MARCOS.
 
Jorge Hernández: dos orejas y silencio
Horacio Casas: silencio y vuelta al ruedo
ANDRÉS ROMERO: aplausos y dos orejas
 
 
20170103-peto10.jpg 20170103-peto11.jpg 20170103-peto12.jpg 20170103-peto13.jpg
 
 
Fotos EDUARDO PUERTO
 
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información